Los beneficios del entrenamiento funcional en Reto 60D

Se trata de una forma de actividad física que, basándose en ejercicios cortos, permite generar un alto gasto calórico en poco tiempo. Contribuye a mejorar la flexibilidad, movilidad y equilibrio del cuerpo; a la vez que se queman grasas y se desarrolla masa muscular. En esta nota patrocinada por  Kristian Palomino creador y entrenador de #Reto60D, atleta de alto rendimiento, que cuenta con experiencia en el deporte ya que fue futbolista

7 alimentos que te ayudarán a lucir un vientre plano

    En 60D sabemos que no basta con tener un buen entrenamiento apto para todas las edades, también es muy importante cuidar tu alimentación, por eso queremos compartirte los 7 alimentos que te ayudarán a lucir un vientre plano, asi que si quieres comenzar a definir tu figura, checa estos alimentos y empieza ya a bajar de peso y reducir grasa corporal.   Frutos Rojos: Su Fibra y Vitamina

10 años de adrenalina con el Freestyle Motocross de XPILOTS

Xpilots by Monster Energy regresa a esta ciudad de Guadalajara festejando sus 10 años y lo celebrara en grande este próximo sábado 26 de noviembre 20:00 hrs, en la Arena VFG. Los boletos están disponibles para el público en sistema Ticketmaster y en el sitio web www.ticketmaster.com.mx, o al teléfono 01(33)3818-38-oo y en módulos y tiendas participantes indicados en el interior del mismo.  Los costos en las secciones de la Arena

Los mejores jugadores de CHIVAS y AMERICA juntos en el CLASICO HISTÓRICO

El próximo Domingo 9 de octubre disfrutaremos de un partido amistoso en el Estadio Jalisco con éx jugadores de los clubes América y Chivas de todos los tiempos quienes jugarán como festejo de 100 años de rivalidad entre estos equipos, reviviendo momentos históricos que nos regaló el coloso de la calzada independencia, el Estadio Jalisco El juego dará comienzo alas 12 horas, esperamos un clásico 100% familiar en donde tendremos

El romanticismo de la diez

Hace un par de días el Club Guadalajara anunció los números que portarán en los dorsales sus futbolistas, transcurriendo todo con normalidad del 1 del arquero Rodríguez al 9 de Omar Bravo, hasta que en la décima posición apareció el nombre de Javier Eduardo López mejor conocido como “La Chofis”. Inmediatamente fui a los medios en busca de reacciones. “Chivas anuncia números, Chofis portará la 10” era básicamente el título

“Pues si me encuentro un periódico tirado en la calle voy a saber cómo le fue a mis Chivas”. A modo de ironía esta fue la atinada manera que un aficionado encontró para externar su descontento acerca de las transmisiones por cobrar en Internet que tendrá el equipo para sus partidos de local. Esta corta frase tiene dos componentes: uno que hace saber que no cederá a la “nueva era” (en palabras del propio Vergara) y otro que refleja que pase lo que pase, seguirán siendo SUS Chivas.chivas

Hoy no se sabe a ciencia cierta a cuántos otros como él representa este aficionado, lo que sí se sabe es que desde el punto de vista del aficionado en general, ir por internet y además cobrar por ello, es un encuentro entre el desastre y el insulto.

Bien, en otras ocasiones ya habrán leído o escuchado que cerca del 38% de la población mexicana tiene acceso a internet, pues a eso, quítenle que la estadística también incluye parques, plazas públicas, hospitales y escuelas, porque nadie se va a ir a presumir su laptop los sábados a las 9 de la noche a los seguros parques de este país ni se va a hospitalizar para ver a sus Chivas, ¿o sí? Por si fuera poco, el hecho de ir por internet cuando la cobertura es baja, además el CEO de Chivas-Omnilife nos avisa que “gratuito no va a ser… en Chivas TV no va a haber nada sin costo” porque el poder adquisitivo en nuestro país está para estos gastos extra y más, ¿qué no?

Así, en una jugada innovadora y aparentemente redituable por el simple hecho de cobrar, se está poniendo en peligro a quien ha sostenido a este equipo estos 110 años de historia: su gente.

El primer síntoma es el envejecimiento de su fanaticada. Primero, los que vieron al Campeonísimo se encuentran en la vejez, la mayoría de ellos con preocupaciones mayores a comprar la nueva camiseta, ir al estadio o suscribirse a Chivas TV       que es lo que le interesa al proyecto actual de la directiva. Estos le transmitieron el amor al Guadalajara a su descendencia, quienes vivieron los campeonatos de Guerra y Ferretti y a su vez son los mismos que acercaron a una siguiente generación al redil, pero ¿será ésta la última gran generación de aficionados del Guadalajara?

Se corre este peligro cuando se priva a la afición de ver a su equipo. Si las nuevas generaciones no ven a las Chivas ante su gente, el apego se vuelve mucho más complicado de reafirmar. Los que sí lo hicimos durante años podremos contarle a nuestra descendencia “con la piel chinita” sobre Chava Reyes, sobre el Tubo Gómez, el “Gusano” Nápoles, “Ramoncito” Morales, Omar Bravo, el 4-0 a Boca, el gol del “Bofo” en Toluca y tantas cosas que nos han hecho Chivas a través de los años. Ellos las escucharán, pero al mismo tiempo Tigres, Rayados, América, Pachuca y Santos estarán al alcance de su televisor en horarios estelares seduciéndolos con buen futbol y llenando sus vitrinas de copas.

Parecido a lo que menciona el economista Ruchir Sharma que una baja del uno por ciento en el crecimiento de la población eventualmente reduce el crecimiento económico en otro tanto porcentual, Chivas, al sumar cada vez menos adeptos jóvenes a su afición, verá afectado lo que más le duele a la plana mayor: las utilidades. Así que si el día de hoy se jactan de ser el club que más camisetas de fútbol vende en el continente, mañana empiecen a producir menos tallas infantiles y juveniles, digo, para evitar que se les queden y le pierdan todavía más.

La segunda parte de todo esto, es la traición que esta “nueva era” supone a los principios y esencia del Rebaño, pues aficionados podrán ir y venir, morir y nacer y nadie, nunca, olvidará al Guadalajara por lo que fue y lo por lo que hizo. ¿Pero qué tal si se sepultan esos valores en pos del pensamiento empresarial?

No soy un tradicionalista extremo, el futbol ha evolucionado para convertirse en un negocio global altamente redituable y no hay cómo ni por qué oponerse a eso. No pretendo que regresen al Parque Oblatos para dejar la maravilla que es el Estadio Chivas actualmente, también reconozco que se ha hecho de Chivas una marca que permite al aficionado que así lo desee, tener desde un cepillo de dientes hasta un auto de su equipo (sí, aquel Jetta Chivas).

La traición aquí es para los fundadores, quienes al sentirse ninguneados por los europeos tomaron un donativo de cincuenta pesos de la época, compraron un libro de actas y se fueron a la sala de la abuela a fundar el club más importante del país y de paso le pusieron el Guadalajara para demostrar que esta ciudad estaba para grandes cosas y que la provincia podía vencer al centro de poder político y económico en el nuevo pasatiempo nacional: el fútbol.

El revés es para el valor esencial del equipo que se puede apreciar en su primer nombre: unión. Porque si esta organización ha llegado a alguna parte es porque lo ha hecho unida, afición, jugadores, colaboradores, patrocinadores.

Todo lo que no ha sido este equipo en 110 años, se anunció con bombo y platillo en una rueda de prensa. El equipo amateur que con empleados humildes de dos tiendas se enfrentó a jóvenes promesas formadas en Europa que les propinaron 18 goles (Atlas), pero luego se levantaría para sacarle 10 títulos de ventaja al odiado rival, hoy también separa a ricos y pobres.

El equipo que fue y conquistó el Valle de México con un futbol inigualable y que décadas después mantiene ese respeto y cariño, ese que 110 años tuvo las puertas abiertas a quien quisiera ser parte de la grandeza rojiblanca, hoy, ha olvidado de donde viene.

Para México y sus autoridades -dice un buen amigo chiva- habemos ciudadanos de primera y de segunda. Ahora Chivas, como el club más mexicano, está siguiendo el patrón. Hoy, estimados y estimadas Chivas, han roto la unión separándonos entre los que podemos pagar internet y la suscripción a Chivas TV y los que no, para ellos, habemos chivas de primera y de segunda. Esto es totalmente falso, en Chivas no hay nada ni nadie de segunda, todo esto nació a partir de demostrar que quien es visto como de segunda, puede revertir los papeles y ser de primera, pues en Chivas todo ha sido, es y será, de primera.

De este lamentable modo, “el equipo del pueblo” ahora es el equipo de quien pueda pagar por verlo. Seguiremos siendo Chivas de corazón y con Chivas me refiero a las verdaderas, a las de los valores que les he comentado, pues esta exclusividad y elitismo no son de nosotros, no van con nosotros.

Así no son las Chivas de las que yo me enamoré y sigo enamorado. Esto no es Chivas.

 

Liga Roller Derby Guadalajara... Una competencia con causa.

El equipo de la Liga Roller Derby Guadalajara  se enfrentará a Delicious Wheels que vienen desde Celaya, Guanajuato por primera vez en Guadalajara este Sábado 28 de Mayo a partir de las 7pm. Los invitamos a apoyar este bello deporte. La entrada tiene un costo de $30 pesos, las ganancias recaudadas serán destinadas para apoyar a nuestro compañero Rockscar #22 a llegar al Mundial de Roller Derby Varonil este Julio en

Los colores Rojiblancos. Por Roberto Piedra.

Corrían los primeros años del nuevo milenio. En el momento estaba más encantado con unas finales de básquetbol que enfrentaban a verdaderas estrellas que ahora, 15 años después, son miembros del Salón de la Fama. Había una en especial: un joven negro que luchaba por salir de su pasado conflictivo y que, el odio racial y la ausencia de justicia en Virginia, amenazaron con poner un alto a su talento: Allen Iverson.

Pues bien, ese joven y su equipo aparentemente nada especial se enfrentaron a la escuadra más dominante de esa época, Los Lakers. Si bien perdió las finales, ese joven y los Sixers de Philadelphia me abrieron los ojos como aficionado deportivo: lo mío son aquellos que hacen mucho con poco. Así es como soy aficionado del Guadalajara, los Medias Rojas de Boston y los Toros de Chicago.

Cada uno tiene un archirrival superior en títulos y poder adquisitivo, pero no mayor en grandeza. Todos ellos tienen algo especial y entre ellos, uno por fin está en los ojos del planeta.

En esos mismos años, volteé los ojos al futbol europeo tras sólo interesarme por el local y se trataba de la era de Los Galácticos. Como delantero decía ser Ronaldo, pero a quien más admiraba era a Zidane, al grado que, desde entonces en cada uniforme de equipo escolar, de amigos, selecciones, del barrio, cuenta de Twitter y Spotify, he usado el número 5.

Luego vinieron Ronaldinho, Deco, Eto´o y compañía a Barcelona. Eran tan buenos que el Bernabéu ovacionó de pie al odiado rival al reconocer la enorme superioridad de esta generación sobre el equipo que les acabo de contar.

Bueno, pues fiel a su estilo nacionalista que lo hace preferir siempre lo mexicano y desearles el bien a los paisanos, mi papá seguía no al Barcelona, sino a Rafa Márquez, vaya jugador. Claro que me gustaba este estilo de juego, pero no lo absorbí.

Por más que admiré su juego, nunca me sentí parte de ninguno y como dice la canción del centenario: “ni merengues ni marrones, a mí me gustan las rayas canallas de los colchones”.

Así, en 2006 mi padre empezó a poner atención a los resultados de la liga española más allá de lo que hiciera Rafa Márquez, pues el Vasco Aguirre ahora dirigía al Atlético de Madrid. Luego de eso no pasó gran cosa, un equipo de media tabla que te aseguraba que no ibas a ser campeón pero tampoco ibas a descender. Confieso que no me gustaba un equipo tibio en puntos, pero no podía dejar de verlos porque nunca eran tibios en la cancha. Luego llegaron los títulos.

Y es que el Atlético de Madrid es único. Como dice su himno: “jugando, ganando, peleas como el mejor”. No es el mejor y dista mucho de serlo, pero vence a su estilo a los mejores: al mejor de España, al mejor de Alemania. Su plantilla vale la mitad que las de sus rivales, pero el Atlético no necesita contrataciones millonarias para llegar ahí. Se vale de jugadores talentosos con un convencimiento increíble de su causa.

Otra estrofa reza “porque luchan como hermanos defendiendo sus colores” y lo llevan a cabo en cada jugada. Usted nunca escuchará a un colchonero declarando como Cristiano Ronaldo que “si todos sus compañeros estuvieran a su nivel irían en primer lugar”, tampoco los verá haciéndose cortes de manga o berrinches entre ellos tras un mal pase o error. Al contrario, la unión y el espíritu de equipo es innegable. Nadie está por encima de la camiseta.

Además, ser fanático del Barcelona, el Madrid, el Bayern Múnich y la élite deportiva es fácil. Si no ganas algo, que es raro, por lo menos te traen jugadores de 100 millones de euros y que, según un estudio contenido en el libro “Soccernomics”, reporta un nivel similar de emoción que ganar un título. En el Atlético lo que te preocupa antes de la temporada es que no se lleven a los jugadores y lo que te ilusiona, es que ese niño de las inferiores sea el próximo Burgos, Simeone, Aragonés, Caminero, Ratón Ayala, Aparicio, Rubén Cano, etc.

Luego, si pierde tu equipo y te enfrentas a la “carrilla” y las burlas de los demás, te puedes escudar fácilmente en tus 10 copas de Europa, dos tripletes, veintitantas o treinta y tantas ligas y copas, etc. En el Atlético no hay eso. En el Atlético se sabe que no eres el más exitoso pero que siempre haces lo mejor que puedes, y que, si eres superado, a lo que sigue.

Así es el Atlético de Madrid y nadie como Joaquín Sabina para cantar la manera de ser colchonero: “qué manera de aguantar, qué manera de crecer, qué manera de sentir, qué manera de soñar, qué manera de aprender, qué manera de sufrir, qué manera de palmar, qué manera de vencer, qué manera de vivir, qué manera de subir y bajar de las nubes… ¡que viva mi Atleti de Madrid!

Porque no hay otra manera de serlo, no importa quién llegue a la cancha o al banquillo. Ahora que se han puesto de moda las historias de proezas con el título del Leicester, el Atlético tiene haciéndolo desde 1903, y no una vez sino treinta.

Así, gane o pierda en Milán a finales de este mes y quien toque enfrente, como siempre, el Atlético va a salir a pelear como el mejor y si no lo logra, no hay lugar para la decepción cuando no hay nada que reprocharle a este equipo. Tal vez sea el primer título de Champions League, o quizá sea necesario volverse a quedar cantando el himno tras perder una final como aquella tarde de mayo de 2010 en Barcelona.

Puede pasar cualquier cosa, pero no me cansaré de apoyar al equipo más complicado de vencer en el planeta, pues volviendo a Joaquín Sabina: no me preguntes por qué, los colores rojiblancos van con mi forma de ser.

Bandera_chiva

APRENDER A LA MALA.

  La sabiduría popular se ha encargado de hacernos entender que, en esta vida, se aprende de dos maneras: por las buenas o por las malas. Contrario a lo que pudiera pensarse, aprender por las buenas es más complicado que aprender por las malas, pero no más difícil. Con relación a Chivas, se escucha decir que por fin Jorge Vergara aprendió la lección y que el buen paso que hoy

IRLE AL ATLAS

“¿Por qué le vas a un equipo que nunca gana?” Esta pregunta la he escuchado muchas veces y no creo ser el único atlista al que le ha pasado. La pregunta la he escuchado de labios de mi esposa, realizada con la inocencia de alguien quien no se interesa por el fútbol, así como con el tono burlón de aficionados Chivas que se ufanan de sus once títulos y, en